RESCATE DE VEHÍCULOS


Antes de enumerar las técnicas de extricación vehicular debemos resaltar algunos conceptos de suma importancia para los integrantes del equipo de rescate.

 

a.-       Es prioritario realizar una exhaustiva evaluación del sitio del accidente, teniendo en cuenta la seguridad del lugar, la evaluación de la escena, y la situación a la que nos enfrentamos. Esto nos permitirá evitar riesgos innecesarios, determinar correctamente roles y prioridades y la correcta asignación de los recursos disponibles.

 

b.- Los procedimientos mal empleados, el apresuramiento y falta de coordinación, como el desconocimiento de las herramientas y equipos, resultan sumamente riesgosos tanto para los pacientes como para los miembros del equipo y los testigos presentes.

 

c.- El entrenamiento constante es la base fundamental para la correcta aplicación del conjunto de técnicas.

 

d.- La coordinación es la única forma de lograr velocidad en el desarrollo  de las tareas. Esto se consigue únicamente en el entorno de un equipo debidamente entrenado, donde cada uno de sus miembros sabe actuar correctamente y en el momento exacto en que debe hacerlo.

 

e.- No todos los accidentes son iguales, en ellos pueden intervenir distintos tipos y cantidades de vehículos, que además pueden quedar en diversas posiciones, con o sin personas atrapadas. Por lo tanto, a la exigencia de cumplir con todos los pasos requeridos por el método específico, será necesario agregar una gran cuota de creatividad y buen criterio por parte de todos los integrantes del equipo.

 

Organización Operativa para Intervenciones en Accidentes de Tránsito

 

Con el objeto de mejorar la caótica situación en que se encuentra la escena de un accidente antes de la llegada de los equipos de emergencia, es necesario establecer pautas claras para la participación de las distintas instituciones que concurrirán al lugar. Del mismo modo se trazará una adecuada estrategia de comunicación entre los servicios intervinientes, a los efectos de garantizar la concurrencia de todos los involucrados en el plan de mitigación de crisis.

 

En tal sentido debe propiciarse una adecuada interacción entre Bomberos, Policía y los servicios de Salud, ya sean éstos últimos públicos o privados, entendiendo que cada uno de ellos cumplirá un rol importante, de acuerdo con su área de responsabilidad.

 

Para ello será necesario que el diseño de los planes de acción y contingencia sean elaborados en reuniones periódicas, realizadas entre representantes de todas las instituciones nombradas anteriormente.

 

Para la debida organización de las tareas en la escena del accidente, deben delimitarse las zonas de trabajo de acuerdo al siguiente esquema:

 

            -Círculo de Acción: Comprende toda el área del accidente. Será necesaria la actuación de un “comando de incidentes” integrado por los responsable a cargo de cada servicio, quienes actuarán de acuerdo a las normas de procedimiento acordadas con antelación.

 

SI DESEAS OBTENER LA TOTALIDAD DE ESTE INFORME GRATUITO, DIRÍGETE A LA SOLAPA DE CONTACTO, SOLICÍTALO POR SU TÍTULO, Y TE LO HAREMOS LLEGAR A LA BREVEDAD.

 

Share |