INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA INMEDIATA EN CATÁSTROFES


 

La sociedad actual se encuentra muy sensibilizada por el impacto de las catástrofes.

 

La seguridad de los países más desarrollados se ha visto reiteradamente cuestionada por trágicos acontecimientos, especialmente por la violencia terrorista.

 

Acontecimientos tales como el atentado del 11 de septiembre del año 2001 sobre las Torres Gemelas de Nueva York, del 11 de marzo de 2004 en Madrid, o del 7 de Julio de 2005 en Londres han conmocionado la opinión mundial.

 

Por otro lado, en España, cabe también mencionar otro tipo de desastres, los accidentes aéreos del YAK-42 en mayo de 2003, en el que murieron 62 militares y el accidente de helicóptero de las Fuerzas Armadas del pasado agosto de 2005 con 17 militares fallecidos.

 

Ante situaciones de este tipo, no podemos eliminar el dolor que un familiar siente por un ser querido que ha fallecido, pero podemos acompañarlo y ayudarle a atravesar esos momentos amargos, podemos hacerle comprender lo que le está ocurriendo y, sobre todo, escucharlo.

 

No podemos evitar las escenas de dolor, ni las manifestaciones de rabia o indignación, pero podemos canalizarlas y amortiguarlas. El objetivo de este artículo es informar sobre las actividades de intervención  psicológica en situaciones de catástrofe.

 

2. CRISIS, EMERGENCIA, DESASTRE Y CATÁSTROFE.


Son conceptos que se utilizan de forma indistinta (así ocurre en este artículo) y que comparten ciertas similitudes. Entre ellas el que implican la pérdida o amenaza de la vida o de la propiedad, además de perturbar el sentido de la comunidad y provocar consecuencias adversas para los supervivientes.

 

Por otro lado, precisan de una intervención sin demora (son urgencias). También comparten el que frente a ellas aparecen reaccione psicológicas similares, el que son imprevisibles y accidentales y, por ello, causan sorpresa, indefensión y desestabilización. A pesar de todas estas

similitudes, también existen diferencias de tipo cuantitativo:

 

Emergencia sería la situación que se resuelve con los recursos médicos y asistenciales locales. Ejemplos de emergencias las encontramos en las continuas intervenciones de los servicios sanitarios que cubren accidentes de tráfico.

 

 Más grave es la situación de

Desastre (sin entrar en los tipos que existen) para los que se necesita una mayor infraestructura y en el que se dan un mayor número de heridos,

 damnificados y conlleva un mayor coste económico, suponiendo una alarma para la población.

 

Finalmente se habla de

Catástrofe refiriéndose a un desastre masivo, con consecuencias destructivas que abarca una mayor extensión, supone un gran esfuerzo humano, material y de coordinación. Las catástrofes, con sus secuelas de horror y

sufrimiento, provocan alarma social y suscitan la necesidad de una intervención para remediar, en lo posible, los daños producidos.

 

La intervención, en una situación de catástrofe, requiere un detenido proceso de preparación. Son necesarios equipos (de carácter multidisciplinar), convenientemente formados y entrenados para intervenir en cualquier situación.

 

Sin embargo, estas diferencias son muy arbitrarias y atienden sobre todo a aspectos económicos y organizativos.

 

3. PLANIFICACIÓN GENERAL DE LA INTERVENCIÓN.

 

En primer lugar, se debe planificar el marco general del contexto en el que se realiza la intervención. La planificación deberá reunir una serie de requisitos:

 

a) Ser flexible para poder adaptarse diferencialmente a cada situación. No hay dos catástrofes idénticas.

 

b) Incluir una perspectiva evolutiva o temporal. La situación de catástrofe es un proceso dinámico que evoluciona en el tiempo, a veces de forma muy rápida e imprevista.

Las medidas de intervención que pueden servir para los primeros momentos pueden no ser útiles, e incluso perjudiciales, en fases posteriores.

 

Sobre estos principios básicos, el proceso de planificación debe intentar responder a una serie de cuestiones generales como las que se exponen a continuación:

 

a) ¿A quién debe ir dirigida la intervención?. Es decir, la población necesitada de atención psicológica.

 

b) ¿Quién debe realizar las diferentes intervenciones?. Profesionales y equipos que deben realizar las diferentes intervenciones.

 

c) ¿Cuándo y dónde se debe intervenir?. Lugar y momento más adecuado para cada tipo de intervención.

 

d) ¿Objetivos de la intervención?. Deben señalarse objetivos, a corto, medio y largo plazo, que deben ser cubiertos por las distintas intervenciones.

 

e) ¿Qué principios debe seguir la intervención?. Es decir, que requisitos debe cumplir.

 

f) ¿Con qué medios se cuenta?. La planificación del proceso dé intervención debe adaptarse a los medios o recursos (personales y materiales) con que se cuenta, así como a las posibilidades de actuación.

 

Fragmento del texto original escrito por Angel Antonio Marcuello García.

 

SI DESEAS OBTENER ESTE INFORME COMPLETO ESCRITO POR ANGEL ANTONIO MARCUELLO GARCIA, EN FORMA GRATUITA, DESCÁRGALO DESDE AQUI

Descarga
INTERVENCIÓN PSICOLOGICA INMEDIATA EN CATÁSTROFES
Texto que describe las formas de intervención psicológica ante las diferentes catástrofes.
INTERVENCION PSICOLOGICA INMEDIATA EN CA
Documento Adobe Acrobat 47.3 KB