RIESGO DE INCENDIO Y EXPLOSIÓN EN ATMÓSFERAS SOBRE OXIGENADAS


 

El oxígeno es un elemento comburente, y como tal, en su presencia tiene lugar la combustión, cuyas condiciones para su iniciación y mantenimiento están determinadas por el denominado triángulo del fuego.

 

El oxígeno se encuentra en la atmósfera en una proporción, en volumen, del 21 %, y con dicho porcentaje, si las condiciones son adecuadas, se puede iniciar y mantener la combustión de muchos materiales. Ahora bien, a medida que la concentración de oxígeno va aumentando, la situación se vuelve más crítica, y a partir de concentraciones en el aire superiores al 25%, la mayoría de los materiales pueden arder, incluso con carácter explosivo.

 

El objetivo que se plantea es sensibilizar sobre la incidencia que la formación de atmósferas sobre oxigenadas tiene sobre el riesgo de incendio y explosión, teniendo en cuenta que el oxígeno, en forma de gas comprimido o licuado, se utiliza ampliamente en la industria y con fines medicinales.

 

Así mismo, trata de establecer las medidas preventivas que se deben considerar para evitar dichas atmósferas y la actuación en el caso de que se hayan producido.

 

Características que definen la peligrosidad del oxígeno en el riesgo de incendio y explosión

 

El oxígeno es un gas incoloro, inodoro e insípido, por lo que la presencia de una atmósfera sobre oxigenada no es detectable por los sentidos, además de no producir efectos fisiológicos que puedan delatar su presencia, a la presión atmosférica.

 

El oxígeno es más pesado que el aire, lo que le hace susceptible de acumularse en sótanos, fosos, salas bajo nivel, etc., en el caso de producirse vertidos o escapes.

 

El oxígeno, como gas comburente, mantiene y aviva la combustión de muchos materiales cuando su  concentración en el aire es del 21 %. Ahora bien, a medida que dicha concentración va aumentando, los materiales arden más intensamente, de forma que por encima del 25%, la situación se vuelve peligrosa, pudiendo alcanzar la reacción de combustión carácter explosivo.

 

Los límites inferiores de inflamabilidad en atmósfera rica en oxígeno son aproximadamente iguales que en el aire ya que el contenido de oxígeno en el aire está en exceso para la combustión a la concentración del límite inferior de inflamabilidad.

 

A medida que aumenta la concentración de oxígeno, se necesita menor temperatura para iniciar la combustión, y la temperatura alcanzada por la llama es mayor, aumentando así el poder destructivo.

 

En presencia de una atmósfera sobre oxigenada pueden arder, incluso enérgicamente si la concentración de oxígeno es la adecuada, materiales que no arden en una atmósfera normal e incluso materiales clasificados como ignífugos.

 

Cuando el oxígeno se encuentra a presión, el riesgo se acrecienta, ya que la misma juega un papel importante al reducir la temperatura necesaria para la auto inflamación o auto ignición y aumentar la

velocidad de la reacción de combustión.

 

El aceite, las grasas y en general los materiales orgánicos, son materias a considerar con especial atención en atmósferas sobre oxigenadas, debido a su tendencia a arder con carácter explosivo, aún con un ligero golpe.


La vaporización de un litro de oxígeno-líquido, produce 854 litros de oxígeno-gas, a una temperatura de 15º C y 1 bar de presión.

 

El oxígeno puede impregnar las ropas de los trabajadores sin que exista señal física de ello.

 

Ante la presencia de óxido de hierro, el oxígeno líquido vuelve espontáneamente explosivos materiales como el carbón de madera. Otros materiales que pueden explotar son la madera, el papel, el cartón

ondulado, los tejidos y las materias plásticas porosas.

 

Entre los cuerpos extraños que aumentan la sensibilidad de explosión con oxígeno líquido hay que tener en cuenta los fragmentos de sílice.

 

Como riesgo asociado, el oxígeno en estado líquido, que se mantiene a -183º C puede, en el caso de escape, producir quemaduras criogénicas y fragilizar materiales como el acero y el hormigón.

 

Fragmento del texto origina del Ing. de Minas Francisco Alonso Valle.

 

SI DESEAS OBTENER ESTE INFORME COMPLETO GRATUITO, DESCÁRGALO DESDE AQUÍ.

 

 

 

Descarga
RIESGO DE INCENDIO Y EXPLOSIÓN EN ATMOSFERAS SOBRE OXIGENADAS
sensibilizar sobre la incidencia que la formación de atmósferas sobre oxigenadas tiene sobre el riesgo de incendio y explosión,
RIESGO DE INCENDIO Y EXPLOSION EN ATMOSF
Documento Adobe Acrobat 125.1 KB