INCENDIO RESCATE Y PREVENCIÓN    


Información Técnica Profesional
    Sobre Incendio Rescate y Prevención     

ESPUMAS PARA OPERACIONES DE BOMBEROS


Por años la espuma ha sido utilizada como medio de extinción de incendios de líquidos inflamables.

Sirve primordialmente para proporcionar una capa exenta de aire que

impida que los vapores volátiles inflamables se mezclen con el aire o con el oxígeno. Para conseguir eso, la espuma tiene que poder desplazarse libremente por encima del combustible derramado, resistir la disgregación debida al viento o por estar expuesta al calor y las llamas.

La propiedad que tenga de retener el agua determina su resistencia a la exposición térmica y proporciona enfriamiento limitado a todo lugar al que se adhiera.

A diferencia de otros agentes de extinción tales como agua pura, polvos químicos secosCO2, etc., una espuma acuosa estable puede extinguir el fuego en un liquido inflamable combinando mecanismos de enfriamiento y sofocación, y separando la fuente de llama / ignición de la superficie de los productos.

Ella puede también evitar la re ignición por un largo periodo de tiempo.

El agua, comparada con un combustible hidrocarburo standard, es más

pesada que la mayoría de esos líquidos y si se aplica directamente sobre ellos, se sumergirá y tendrá poco o ningún efecto extintor o de supresión de vapor.

Asimismo, si el combustible se calienta por encima de los 100º C, el agua herviría por debajo de éste expulsándolo fuera del recipiente y en consecuencia, extendiendo el incendio.

Por esta razón, la espuma es el agente de extinción primario utilizado en todas aquellas zonas potenciales peligrosas o en aquellas áreas en donde se transporta, procesa, almacena o se usan líquidos inflamables como fuente de energía, y es parte también del arsenal de medios a que recurren los bomberos para el control de siniestros.

 

BREVE HISTORIA DE LA UTILIZACIÓN DE ESPUMA PARA LA

SOFOCACIÓN DE INCENDIOS

Todos sabemos los inconvenientes que acarrea extinguir un fuego

en especial aquellos que por la naturaleza del combustible no es adecuado el empleo de agua para sofocarlo eficazmente.

Dos circunstancias por la cual el hombre con el correr del tiempo y el

avance ininterrumpido de la creación de nuevos elementos (que por su

constitución atómico – molecular los hacen sumamente combustibles), se vio en la necesidad de obtener nuevos agentes extintores que pudieran contrarrestar lo más satisfactoriamente posible la acción destructiva de estos elementos descubiertos.

Hallándose en la actualidad una serie indefinida de materiales que

por sus propiedades, demostraron poseer actitudes especiales para sofocar siniestros de índole igneológicos; siendo los más utilizados en la práctica: el agua, los polvos químicos, los gases sofocantes y las espumas.

Agente extintor que ofrece un campo increíblemente amplio de

utilización y, que además resulta ser un medio sumamente adecuado para la extinción de incendios declarados en aeronaves, por ser un método de accionamiento rápido y seguro, fácil de transportar y de bajo costo operativo. Las espumas mecánicas expansivas (aquéllas formadas por agitación mecánica de aire en una solución espumógena), se comenzaron a utilizar en la lucha contra los procesos ígneos declarados en minas carboníferas.

Sitios donde, por determinadas condiciones de presión,

temperatura y humedad a la que está sometido el carbón, hacen que su constituyente básico (el elemento químico carbono: “C”), reaccione

químicamente con el hidrógeno, que forma parte de los vapores de agua (humedad) en esas extremas condiciones, formando un gas que, combinado con el aire en determinada relación tiene características explosivos inflamables.

El gas que se forma en esta reacción entre el carbono y el

hidrógeno se llama metano gas grisú o gas de los pantanos (ya que también se forma por descomposición de la materia orgánica que se halla en esos lugares), responde a la formula química CH4.

La reacción que la da origen es:

 

C + 2 H2 _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ CH4

                     Presión y temperatura

 

Entonces al formarse la mezcla exacta de aire / metano y

reaccionar con la llama de los faroles, que eran usados para la iluminación de la zona de trabajo, provocaba procesos combustivos y explosiones, lo que representaba una difícil situación para combatir el fuego producido, debido al pequeño espacio que ofrecía una mina subterránea para transportar elementos extintores, por lo que hizo necesario la utilización de modernas técnicas para sofocar fuegos provocados en lugares confinados y de poco acceso como las

minas carboníferas.

 Fue en la Ciudad de Boston EE.UU., en el año 1938 donde comenzó a aplicarse el sistema, que permitían mediante el uso de la espuma

mecánica expansiva, la extinción por sofocación y enfriamiento de los distintos materiales combustionados.

 

SI DESEAS OBTENER ESTE INFORME GRATUITO, DESCARGALO DESDE AQUI

 

Descarga
ESPUMAS PARA OPERACIONES DE BOMBEROS.
Análisis de su composición y forma de utilización.
ESPUMAS.pdf
Documento Adobe Acrobat [132.5 KB]
Descarga
Share |